Antecedentes Históricos

Foto: Delia Castañeda

 

El mundo actual se ve envuelto en una vorágine de cambios constantes, avances científicos y transformaciones culturales que atañen de manera directa e insoslayable al fenómeno artístico. Esta circunstancia demanda una revisión y actualización de la manera en que se concibe la práctica artística; los medios de que dispone el creador, los procedimientos, así como también los métodos de enseñanza de las disciplinas artísticas. Todo ello, sin dejar de lado la creatividad y la innovación.

La cultura globalizada en constante transformación nos obliga a mirar hacia afuera, a retomar las experiencias externas sin perder de vista las necesidades locales. Ante esta situación, los requerimientos para avanzar en los ámbitos artístico-educativos, exigen crear programas especializados que formen sujetos que sepan resolver problemas de la cotidianeidad y se actualicen de acuerdo a las demandas sociales.

México, país con una amplia riqueza cultural, requiere de maestros formados en el ámbito de las artes. Sin embargo, hasta ahora algunos de los estudios de posgrado en artes han estado al margen de los planes de estudio de las instituciones de educación superior del país.

La Universidad de Guadalajara, con la intención de dar respuesta a las necesidades propias de una sociedad en constante cambio, ha propuesto un modelo educativo donde la investigación científica, el desarrollo humano y tecnológico se encuentren en conjunción con el desarrollo regional y nacional. Por ello busca que los cuerpos académicos de esta institución generen, transmitan y apliquen el conocimiento en aras de un desarrollo sustentable y retribuible a la sociedad.

Acorde con esta perspectiva la Maestría en Educación y Expresión para las Artes solventa la necesidad de formar profesionales y educadores para el ámbito de las artes. Proyecto derivado, entre otras cosas, de un diagnóstico a nivel nacional que reveló una carencia generalizada de posgrados especializados en las áreas de la educación y la producción artística. Igualmente se constató que hay poca investigación en los campos del arte; no se generan teorías, y quienes se dedican a la enseñanza de las artes no siempre tienen una formación profesional en este campo. 

La Maestría en Educación y Expresión para las Artes cubre las exigencias profesionales y educativas de la región como son: la generación de profesionistas autogestivos, que sepan reconocer sus fortalezas y debilidades, que manejen las tecnologías de la información y comunicación, que sean innovadores, que conozcan críticamente las políticas culturales y educativas, que estén informados de los avances científicos. Los egresados de la maestría desarrollarán y potenciarán las siguientes competencias:

 

a) La creatividad: es la capacidad para resolver problemas de los ámbitos educativo y de las artes, en forma propositiva, innovadora y no estereotipada.

 

b) La competencia investigativa: es la capacidad para desarrolla el pensamiento sistemático y juicio crítico para el diseño de propuestas aplicables a los ámbitos de la educación y la producción artísticas.

 

c) La competencia de gestión: es la capacidad de negociar y promover actividades culturales en atención a las necesidades identificadas y según  las propuestas generadas en los ámbitos de la educación y la producción artísticas.

 

d) La competencia de Producción Artística: es la capacidad de crear, recrear, producir  y/o proyectar bienes culturales tangibles e intangibles.

 

e) La competencia de Educatividad: es la capacidad para desarrollar un pensamiento crítico, reflexivo e investigativo a través de una práctica docente abierta, flexible y plural.

 

Con las competencias señaladas los egresados de esta Maestría pueden ser empleados en medios sociales de la información; en los diferentes niveles de las instituciones de enseñanza, tanto en la modalidad presencial como en las no convencionales; los medios culturales y artísticos, instancias gubernamentales, iniciativa privada y asociaciones civiles.

Las posibilidades de desarrollo de la Maestría nos permiten prever su funcionamiento con ingresos bianuales y con una planta de académicos que cubre las necesidades básicas de la misma. Igualmente se planificó un sistema de intercambios constantes con otras instituciones educativas de diferentes partes de la República e incluso de extranjero.

Con el fin de comparar alternativas diversas que ofrecen otras Universidades nacionales y extranjeras se analizaron programas de estudios especializados como los que se ofrecen en la Universidad Autónoma del Estado de México, la Universidad de Guanajuato, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Universidad Autónoma de Zacatecas y  el posgrado en Estética de la Universidad Nacional Autónoma de México; la Universidad de Borgoña en Francia y la Universidad de Málaga, España, que dicho sea de paso nos abre sus puertas para establecer intercambios. En este tenor, en nuestro contexto local contamos con la colaboración estrecha con los posgrados del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) y del propio CUAAD.